La playa….

¿o, deberíamos decir el playo? Ya llegaron las vacaciones de verano, aunque para otros, o sea yo, ya pasaron. En esta magnífica playa me he tostado en contra de mi voluntad, pues nunca, jamás, me he acostado en la arena para recibir los rayos de nuestro padre el sol. O…

leer más