Las razones….y la memoria

escrito por castrodorrey

Dicho lo que se publica en la entrada anterior, es bueno hacer un ejercicio de reflexión: La razón que uno cree tener sobre algo, también puede ser que acabe, donde comienzan otras razones. ¿Como es esto? pues muy sencillo…si alguien cree que una cuestión determinada podría haberse hecho de otra manera, es necesario saber, cuales son las razones que obligaron a los demás para hacer lo que hicieron. O lo que es lo mismo, ponerse en el lugar del que es criticado.

Pero es muy habitual hacer lo contrario, y esto se debe a una falta de memoria impresionante. Y conste, que no trato de defender a nadie ni me mueve ninguna corriente partidista. En absoluto. Solamente defiendo la ecuanimidad y el sentido común. Y para que ustedes vean, no hace demasiado tiempo para que caiga en el más profundo olvido, el trato que la prensa, o determinada prensa, le dio a un caso que nos tuvo preocupados durante algún tiempo. Y asustados también. EL EBOLA.

Allá por Agosto de 2014 llegó a España el primer caso

Y en ciertos medios así se veía la cuestión

Estos si, y aquellos no, señor Ferreras? Que poco riguroso es usted en sus informaciones. Que poco sabe de la ética profesional, cuando solo critica a los de un color determinado. Cómo que un periodista que se levanta por las mañanas, no para hacer amigos, sino para informar? Usted, es todo lo contrario: se levanta para aplaudir a los suyos, solamente. ¿De quien pedimos la dimisión ahora? Se le ve a usted el plumero. Ni aquellos, ni éstos, repito sin cansarme.TODOS, lo han hecho muy mal cuando les ha tocado. TODOSSSSS.

Recordemos que pasó:

Como se vivían aquellos dias y si podría haberse evitado algo que no supieron gestionar ni el consejero de sanidad Javier Rodriguez y la ministra Ana Mato

Las controversias sobre la enfermera infectada por ser voluntaria para el cuidado de aquel fraile repatriado que ella misma cuenta en esta entrevista más reciente.

 

Un comentario en «Las razones….y la memoria»

  1. Cuando alguien lo hace mal…¿que importa como se llame? ¿Queremos más a nuestros políticos que a nuestros hijos? Porque a un hijo se le puede perdonar todo, o casi todo.
    Pero si acaso obrase irresponsablemente acerca de personas que dependiesen de él, deberíamos de ser críticos y reprenderle severamente. Pues reprendamos también a los políticos, por muy bien que nos caigan, ¡carajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y el contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web (las ip se registran de forma anónima) Para más información antes de suscribirte o comentar, revisa nuestra página de política de privacidad, donde encontrarás explicación sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos. Si en cualquier momento deseas borrarte y recuperar tus datos, puedes enviar un correo a curiosasexpresiones@castrodorrey.net y te atenderemos a la mayor brevedad posible. RECUERDA QUE: -Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a ...Curiosas expresiones. -No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión. -...Curiosas expresiones se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados. -No dudes en comunicar cualquier comentario que te parezca inadecuado. -Los comentarios serán reproducidos textualmente en esta página.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.